ALCACHOFA
La alcachofa es una hortaliza de exquisito sabor.

Se cree que se empezó a utilizar como alimento en Egipto y que, poco a poco, se expandió alrededor de todo el mundo. Este alimento contiene diferentes vitaminas y minerales que tendrán un resultado beneficioso en tu cuerpo.

Te presentamos algunos de sus principales beneficios nutricionales:

Equilibra tus funciones vitales

La alcachofa contiene más de 400 miligramos de potasio, un mineral esencial de una dieta saludable y a que ayuda a mantener el ritmo cardiaco adecuado, una buena función muscular y nerviosa.

Ayuda a las funciones digestivas

Su sabor amargo estimula el apetito y los movimientos intestinales, facilitando la digestión de alimentos. A su vez, tiene efectos diuréticos y laxantes que ayudan a eliminar los desechos del cuerpo. También disminuye el dolor abdominal en caso de haber sufrido distensiones y también alivia la acidez estomacal.

Nivela el colesterol

La alcachofa no contiene grasa, sino que proporciona esteroles vegetales, un compuesto natural que ayuda a mantener equilibrada la absorción de colesterol en el intestino. Además ayuda a combatir el exceso de triglicéridos en el organismo.

Protege el hígado

Su contenido de cinarina y luteolina crea un efecto de protección en el hígado, mejorando la función hepática y regenerando el tejido hepático dañado. Al tiempo que es colerética, es decir, estimula la producción de bilis por la vesícula biliar.

Mantiene sano a tu cuerpo

La alcachofa proporciona 25% del contenido de vitamina C que necesitas diariamente. Esta sustancia, además de producir un efecto antioxidante, contribuye con colágeno al cuerpo, el cual ayuda a la cicatrización de heridas. Además promueve la absorción de hierro, mineral que fortalece el cuerpo frente a las enfermedades.

Causa un efecto antioxidante

La alcachofa también contiene quercetina y Rutin, dos antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro, protegen al cuerpo de la aparición de células cancerígenas y previenen enfermedades cardíacas. Además tienen un función antialérgica y antiinflamatoria.

Las cualidades nutricionales de la alcachofa han demostrado ayudar en el tratamiento de algunas enfermedades como: anemia, diabetes y para los cálculos en la vesícula biliar, entre otras. Además promueve el apetito, a la vez que ayuda a una correcta eliminación de desechos.

Aprovecha los beneficios de este alimento y deleita a tu familia con su exquisito sabor. Recuerda incluirla en tus comidas como parte de una dieta completa y equilibrada.

Todos los derechos reservados Pronaca 2019.